Caborca, lejos de una apología del crimen

Una invitación a la intimidad de los que no tienen voz, en la cotidianidad del narco.

_c2b6288br

El Centro Regional de las Artes de Michoacán (CRAM), institución perteneciente al Centro Nacional de las Artes (CENART), y a la Secretaría de Cultura de Michoacán (SECUM),  presentará hoy miércoles 1 y jueves 2 de febrero, la actual propuesta de la compañía Teatro en Fuga, Caborca, un espectáculo teatral que aborda el fenómeno del narcotráfico en México, dando voz a las personas que viven en él de manera cotidiana.

Caborca puede ser cualquier ciudad o pueblo de nuestro país, cualquier territorio donde el  mecanismo del narcotráfico esté activado, al respecto la directora de la obra, Andrea Salmerón comentó: “Presentar Caborca en Michoacán, presentarla aquí en Zamora,  me  intriga y me emociona demasiado, tengo mucha curiosidad por  la reacción del público,  pues el contexto de Caborca es lo que se vive aquí de manera cotidiana. Todo el equipo de Teatro en Fuga, celebramos la invitación hecha por  el CRAM para presentar en Zamora esta puesta en escena”.

En un contexto social de idolatría por la narco cultura, Caborca hace una  invitación a la conciencia social, y a la responsabilidad  colectiva. Frente a este panorama el actor Alfonso Cárcamo, parte del elenco de Caborca, puntualizó; “El discurso central de la pieza, es que todos formamos  parte de este mecanismo, desde la omisión a la acción,  en esa inmensa escala de grises, todos tenemos algo que ver con el fenómeno de la violencia y el narcotráfico en México. Más que un mensaje la pregunta que queda al final es esta, ¿qué engrane de este mecanismo soy  yo, quiero seguir siendo esa parte? ”

La obra está dirigida a adolescentes y adultos, con un cupo limitado para 60 personas, ofreciendo funciones los días 1 y 2 de febrero, a las 20:00 horas  en el estacionamiento del CRAM,  con acceso gratuito.

CON JAZZ DE TEMPUS FUGIT, INICIA EL CRAM LAS ACTIVIDADES ARTÍSTICAS DEL 2017

El ensamble procedente de Morelia, ofrecerá las técnicas de la composición clásica incorporada a la improvisación contemporánea.

TEMPUS-FUGIT8.jpg

Foto: Jesús Cornejo

“Mi lenguaje es la guitarra clásica pero soy un emigrante que encuentra en el jazz la diversidad y el colorido que me permite fusionar mi lengua materna con otros matices”, así definió el instrumentista y compositor Rodrigo Neftalí la propuesta que rodea a Tempus Fugit, el cuarteto que ofrecerá su propio concierto este viernes en el Centro Regional de las Artes de Michoacán (CRAM).

En entrevista, el también docente de Guitarra en el Conservatorio de las Rosas y la Facultad Popular de Bellas Artes, en la ciudad de Morelia, destacó que el ensamble nació como una suerte de experimentación personal basada en el traslado de las técnicas compositivas académicas hacia la improvisación que caracteriza al jazz: “Aunque integramos timbres y texturas contemporáneas que están más presentes en Europa y reminiscencias de Chile y Argentina, para formar una propuesta sincera que ofrecemos de manera amorosa, con intención de que los conocedores del jazz puedan encontrar un vínculo con la música clásica  y también servir como puente para el tránsito de los melómanos clásicos hacia el jazz”, explicó.

Como instrumentista graduado en Barcelona y dueño de una trayectoria internacional como concertista, mientras que sus alumnos actuales forman el principal grupo de ganadores de premios nacionales en México, Rodrigo Neftalí es también considerado como uno de los guitarristas más depurados en el país, sobre todo después de la publicación de su disco “Capricho Catalán”, en el que también hace homenaje a lauderos parachenses por medio de sus instrumentos integrados a la grabación.

Con esa amalgama, Rodrigo Neftalí y Tempus Fugit se presentarán en el Foro Multiescénico del CRAM este viernes por la noche para presentar siete temas originales antecedidos por un preludio para guitarra sola “en el que se alternan distintos colores de la guitarra electroacústica y eléctrica, antes de enfilar hacia las texturas del jazz”.

Así también, el concertista señaló que buena parte de su temática como compositor principal de Tempus Fugit se basa “en la literatura y en la pintura para hacer una propuesta más vasta, a través de la música, que pueda aportar incluso aromas y sazones”.

Por su parte, el director del CRAM, Érick Alba, enfatizó que con el concierto de Tempus Fugit, este 27 de enero a las 20:00 horas en el Foro Multiescénico del CRAM, “iniciamos las actividades artísticas, públicas y gratuitas del 2017, y es un privilegio contar con músicos de este nivel, y orgullosamente mexicanos, que promueven propuestas sustentadas y originales que son de exportación; la invitación está abierta a la comunidad”, puntualizó.

El concierto en cuestión se realizará este viernes 27 de enero a las 20:00 horas en las instalaciones del CRAM, con acceso gratuito para los interesados.

“CABORCA”, MONTAJE ESCÉNICO SOBRE NARCOTRÁFICO LLEGA AL CRAM

En su primera gira nacional, se presentará en Zamora el 1 y 2 de febrero con entrada gratuita.

_c2b6288br

 El Centro Regional de las Artes de Michoacán (CRAM), institución perteneciente al Centro Nacional de las Artes (CENART), y a la Secretaría de Cultura de Michoacán (SECUM),  presentará la obra de teatro Caborca, , en su primera gira nacional  y con dos funciones en las instalaciones del CRAM.

Caborca es un espectáculo teatral que aborda el problema del narcotráfico en México, pone la mirada en la responsabilidad colectiva frente al problema,  y da voz a las personas que viven de manera cotidiana en él. Así lo describe Andrea Salmerón, directora de la obra:“Individuos con sus propios motivos, personajes que son seres comunes y la guerra es su cotidianidad, cotidianidad que es de todos, pero no todos queremos verla. No hay que darse a notar. Al contrario, hay que ser discretos: mirar para otro lado, dejar pasar a la muerte cuidando de no estorbarle. Eso es lo que todos hacemos”.

La obra escrita por Paulina Barros Retana propone  un espacio sin divisiones; donde actores y espectadores comparten la acción, porque en  las guerras todo el territorio está tomado. Los  espectadores entran a un espacio vacío;  son libres de moverse. Los actores están ahí entre ellos, de la misma manera en que cada día compartimos el asiento del metro con el dealer, la fila del supermercado con el feminicida o la maestra de kinder.

Por su parte, el director del CRAM, Érick Alba, subrayó que “la propuesta de Caborca, sin duda dejará huella en los espectadores. El guión de Paulina Barros, la dirección de Andrea Salmerón y el trabajo actoral es excelente. El tema del narcotráfico es fuerte y sensible en nuestro presente porque es real,  y  nos afecta a todos lo  queramos ver o no. El arte teatral siempre ha sido un poderoso espejo de la sociedad en la que se vive,  la invitación va entonces para todo ese público que se atreva  a pararse  frente  a ese nítido espejo que nos ofrecerá Caborca”.

La obra está dirigida a adolescentes y adultos, con un cupo limitado a 70 personas, ofreciendo dos funciones los días 1 y 2 de febrero, a las 20:00 horas  en el estacionamiento del CRAM,  con acceso gratuito.

ORQUESTA JUVENIL DE SAHUAYO, OFRECERÁ CONCIERTO EN LA PLAZA PRINCIPAL DE ZAMORA

osnjinterior_0.jpg

Gracias al Programa Federal México Cultura para la Armonía y a través de las gestiones del Centro Regional de las Artes de Michoacán CRAM, institución perteneciente a la Secretaría de Cultura del Estado SECUM,  y con la colaboración del H. Ayuntamiento Municipal,  la Orquesta Juvenil de Sahuayo ofrecerá un concierto este domingo 11 de diciembre para toda  la  sociedad local y regional que se reúna en la Plaza Principal de Zamora.

La Orquesta Juvenil de Sahuayo se fundó en el año 2009 con el objetivo de contribuir  a  la formación musical de niños y jóvenes del municipio de Sahuayo, con  la iniciación y el cultivo de la música mediante la práctica orquestal. Después de 7 años de trayectoria, hasta este 2016,  la Orquesta Juvenil de Sahuayo ha trabajado bajo la batuta de cuatro directores,  que han dejado su huella en la historia  de la Orquesta, en sus orígenes y cimientos el Mtro. Juan Carlos Rico, estuvo a cargo enseñando a los jóvenes  solfeo y técnicas básicas de ejecución instrumental. En el  2012, bajo la dirección del Mtro. Emmanuel Medeles,  la Orquesta  dio un giro radical en el repertorio así como en la interpretación de las obras.

En el 2014,  la Orquesta fue becada por el Programa de Estímulo y Desarrollo Artístico de Michoacán,  y fueron dirigidos por  la Mtra. Teresa Cortinas Del Riego, con ella ofrecieron conciertos en Guadalajara, Morelia y otros municipios de la región, también durante su dirección se inició el taller infantil de violín, cuyos integrantes ya se preparan para integrarse a la Orquesta.

Actualmente la Orquesta Juvenil de Sahuayo es becaria  del programa México: Cultura para la Armonía 2015, y es gracias a este apoyo que se encuentran bajo la dirección de Alberto Marduck, “un joven y virtuoso cellista y director de orquesta de la ciudad de Guadalajara, cuya carrera  ha crecido exponencialmente y sin duda será muy interesante verlo dirigiendo una orquesta de jóvenes músicos,  que muy probablemente reflejará  la calidad de ejecución y precisión musical del Mtro. Marduck”, comentó el director del CRAM Erick Alba Villarreal,  al invitar al público a reunirse y asistir  al concierto de la Orquesta Juvenil de Sahuayo este domingo a las 18:00 horas,  en la Plaza Principal de Zamora.

El programa  de la Orquesta Juvenil de Sahuayo, presentará obras de Mozart, Brahms, Vivaldi, F. Kuchler, C. Custer, entre otros.

Rebeca Chávez presentará en el CRAM, “Sentimientos de un cuerpo eterno” Escultura de madera, mármol y bronce.

Q00A1210.jpg

Rebeca Chávez, escultora mexicana con más de treinta años de trayectoria  y egresada de la Escuela Nacional de Pintura y Escultura “La Esmeralda”, del Instituto Nacional de Bellas Artes, INBA, presentará el jueves 8 de diciembre en el Centro Regional de las Artes de Michoacán, CRAM, su colección “Sentimientos de un cuerpo eterno”, escultura de madera, mármol y bronce. Este trabajo conformado por más de 30 piezas, será albergado por la Galería de Cristal del CRAM, institución perteneciente al Centro Nacional de las Artes, CENART, y a la Secretaría de Cultura de Michoacán, SECUM.

En “Sentimientos de un cuerpo eterno”, Rebeca Chávez se centra en las formas femeninas, en un intento de representar la vida en su experiencia tridimensional, en su sensación de movimiento. Cada obra se presenta con diversas posturas, mujeres vestidas o desnudas, tristes o contentas, pensativas o lejanas, trascendiendo a su inmovilidad aparente. En este trabajo escultórico se puede observar el grado de dominio  en los procesos de quemado y modelado, Rebeca Chávez es una artista íntimamente ligada a su obra, desde la talla y moldeo,  hasta lograr una pieza de arte resultado de todo este proceso creativo.

En la trayectoria de esta escultora mexicana podemos encontrar más de veinticinco exposiciones colectivas, ha sido galardonada en múltiples ocasiones en el Palacio de Bellas Artes, su trabajo escultórico la ha hecho merecedora de becas, premios de adquisición y menciones honoríficas. En su trayectoria en la enseñanza destacan cursos de escultura en más de veinte estados de la República Mexicana y en la ciudad de New York, además de su participación en el Simposio de Escultura sobre nieve en Quebec, Canadá.

La exposición “Sentimientos de un cuerpo eterno”, será inaugurada este jueves 8 de diciembre a las 20:30 horas, en la Galería de Cristal del CRAM con acceso es gratuito, la artista Rebeca Chávez estará presente durante la apertura.

EL DUÓ ITALIANO ROSPIGLIOSI LLEGA AL CRAM

duo-rospigliosi

El Foro Multiescénico del Centro Regional de las Artes de Michoacán, institución perteneciente a la Secretaría de Cultura del Estado de Michoacán y a la Red de Centros de las Artes, recibirá este lunes 21 de noviembre al dúo italiano Rospigliosi, para ofrecer  un concierto de guitarra y piano con repertorio de música italiana y española de los compositores Gioacchino Rossini, Mario Castelnuovo–Tedesco, Francisco Tárrega, Manuel De Falla, Teresa Procaccini, entre otros, presentando así un recorrido musical por las composiciones del siglo XVII al XX.

El dúo Rospigliosi, conformado desde el año 2010  por Lapo Vannucci y Luca Torrigiani, nace con el objetivo de explorar nuevas áreas de la música para guitarra y piano. Ambos se graduaron con honores en el Conservatorio Luigi Cherubini, en Florencia, Italia. Profundizaron sus estudios en prestigiosas instituciones musicales como la Academia Incontri col Maestro, de Imola, Italia,  y en la Escuela Normal de Música de París,  Alfred Cortot.

La crítica italiana ha puesto de manifiesto las grandes habilidades de comunicación que existe en el dúo Rospigliosi, su atención constante a la belleza de sus ejecuciones, la sinergia entre ellos resalta a través de la concordia lograda en cada presentación.

Erick Alba, director del CRAM, comentó que este concierto de guitarra y piano con el dúo Rospigliosi,  busca seguir estimulando el gusto por la música académica entre el público zamorano, sobre todo después de la exitosa extensión del Festival Internacional de Guitarra de la Ciénega de Chapala, que se vivió en el CRAM durante la primera semana del mes de noviembre. El concierto con el dúo italiano iniciará a las 20:00 horas, con entrada gratuita.

Con concierto de violín y piano, Agustín Arriaga logra notable entrada en el Teatro Obrero

Su propuesta, un recorrido histórico de alta dificultad técnica

COncierto2.jpg

El violinista zamorano Agustín Arriaga logró una de las mayores entradas que registra un concierto instrumental este año en el Teatro Obrero de Zamora, al presentar un recorrido cronológico que partió desde el barroco europeo de Bach y Vivaldi y concluyó en el tango académico de Astor Piazzolla, pasando por el nacionalismo ruso de Sergei Rachmaninov y el romanticismo alemán de Felix Mendelssohn.

Con un registro de casi 700 personas que asistieron al concierto gratuito convocado por el Centro Regional de las Artes de Michoacán (CRAM), como dependencia de la Secretaría de Cultura del Estado (SECUM) y del Centro Nacional de las Artes (CENART), el también docente de Violín en el CRAM se hizo acompañar por el pianista ruso Gleb Dobrushkin, actual mentor en la Universidad de Colima.

Arriaga inició con una obra para violín solo basada en la adaptación que hiciera el educador musical estadounidense Lowell Mason sobre el conocido himno católico musicalizado por Sarah Flower Adams, Nearer, my God, to thee, y que alcanzó fama en los últimos años por ser la supuesta última obra que interpretó el cuarteto a bordo del RMS Titanic mientras la embarcación se hundía, en 1912.

Sin embargo, el violinista zamorano hizo su propia adaptación sobre la propuesta de Lowell al utilizar cuerdas dobles en el violín para fabricar intervalos de tercera y un pequeño contrapunto ocasional que sirvió para concluir frases a manera de cláusula.

Sin embargo, el verdadero reto técnico del concierto y la personalidad del instrumentista se manifestarían a partir de la segunda obra del programa, Arioso, que es en realidad un adagio perteneciente a la Cantata BWV 156 de Johann Sebastian Bach, pues en ella salió a relucir la costumbre adquirida por Agustín Arriaga sobre el vibrato en las cuerdas que dominó al violín a partir del romanticismo de Europa Central, y que en el barroco todavía es discutido en cuanto a su verdadera utilidad, aunque Arriaga tuvo el cuidado de invocarlo sólo de manera sutil en la exposición del tema añadiendo algunos mordentes a manera de florituras, un crescendo también tenue en el pasaje de modulación armónica y hasta un inesperado glissado ascendente que es poco recurrido en la interpretación contemporánea del estilo barroco, pero no por eso erróneo y que resultó incluso bello en el contexto de la obra.

De la misma manera, el llamado Prete Rosso, Antonio Vivaldi, ofreció nuevo retos técnicos al violinista al abordar el concierto conocido como El Otoño, ya que éste contiene secuencias melódicas descendentes en velocidad de fusa que pusieron en aprietos al instrumentista, debido a que la rapidez del arco quedó rezagada y eso se tradujo en disminución de volumen, algo que Agustín Arriaga deberá dominar en el futuro.

Pese a eso, violín y piano llegaron al tercer movimiento, un pastorale en agógica de allegro, con un abordaje cuidadoso sobre el tema, el mismo que en ocasiones recuerda a La Primavera, el primero de los cuatro conciertos en que se agrupa El Otoño, para concluir la primera mitad del programa con un Preludio y Allegro de Fritz Kreisler, bien explotado por los instrumentistas, sobre todo en el Preludio, al aprovechar la forma libre de este género y extender herramientas expresivas como el rubato posterior a un calderón y antes de una secuencia descendente, en que Arriaga hizo acentuaciones bastante acertadas que confirieron una esencia marcadamente teutona a su propuesta, como fiel reflejo del origen de la obra.

Con lo anterior, el CRAM cumplió con el compromiso en puerta en lo que se refiere a las presentaciones artísticas encabezadas por su propio profesorado, manteniendo el acceso gratuito para el público michoacano.